Name:  Robe SKALAR MX Fronton Mexico ska010034393.jpg
Views: 162
Size:  97,6 KB

El artista y diseñador de iluminación Christopher Bauder y el compositor y productor musical Kanding Ray trajeron a la Ciudad de México su épica e inmersiva obra de luz cinética y arte sonoro SKALAR para una instalación de 5 semanas. También se llevaron a cabo siete espectáculos en vivo en el recinto Frontón México, ubicado junto a la Plaza de la República, en el corazón de esta enorme megalópolis vibrante.

Al centro de la obra se encontraban noventa robóticas Pointe de Robe junto con 65 espejos de doble cara, cada uno con un anillo perimetral de 180 pixeles direccionables y suspendidos en 195 motores WHITEvoid modificados. El estreno de SKALAR fue el año pasado con Kraftwerk en Berlín. El antiguo salón de turbina de una central eléctrica abandonada proporcionó un ambiente dramático, carismático e industrial..

El Frontón México les dio instalaciones y parámetros espaciales similares para la iluminación, los espejos, el sistema cinético de tornos y las configuraciones de audio; sin embargo, al ser un espacio de caja negra, era un ambiente completamente nuevo para presentar la experiencia inmersiva de SKALAR.

Estos retos interesaron a Christopher, David Letellier (Kanding Ray) y el gerente de producción Martin Kuhn, quien se basa en Alemania y México y ha trabajado con Christopher en varios proyectos.

SKALAR es una yuxtaposición de tecnología e imaginación en un espacio vigorizante que captura la mente y el alma cuando las visitas se pierden en un ambiente visual y sonoro que genera las reacciones muy humanas de emoción profunda.
Recordando la rueda de las emociones de Plutchik, el público experimenta el rango completo de ocho emociones primarias (Anticipación, Ira, Desagrado, Miedo, Alegría, Tristeza, Sorpresa y Confianza) durante el espectáculo en vivo de SKALAR--con Kanding Ray tocando y Christopher operando las luces. La versión en loop que se presentaba todos los días evocaba seis emociones primarias.

La oportunidad de traer SKALAR a México fue inicialmente explorada por el gerente de producción del proyecto Martin Kuhn, quien además es un diseñador de iluminación y programador por derecho propio.

Martin compartió la idea con el promotor Héctor Mijangos, un personaje bien conocido en el medio de música electrónica en México, y se interesó mucho. Después de varios contactos y algunas coincidencias fortuitas, se contrató el show y se instaló en el recinto de Frontón México.

"Esta obra fue totalmente singular y de vanguardia en México", señaló Héctor, "y a todos los que estuvimos involucrados nos encantó ser parte de algo tan fresco, innovador y diferente".

Martin y el gerente de producción local José "Pepe" Cuevas coordinaron a todos los proveedores locales que incluían LED Project que proporcionó las luminarias Pointe de Robe con el apoyo del equipo internacional de Robe (que habían dado soporte para la instalación original en Berlín como socio técnico) junto con el distribuidor mexicano de Robe, Showco.
LED Project tiene uno de los stocks más grandes de robóticas Robe en México y dueño Sergio Serrano ha sido instrumental para establecer a la marca en este país. Comentó: "Me siento muy honrado por haber sido parte de SKALAR México; ha sido maravilloso trabajar en algo de esta escala con un equipo internacional increíble y luego ver resultados espectaculares".

El diseño WHITEvoid y los espejos KINETIC LIGHTS, los tornos y el control KLC --también diseñado por Christopher-- se trajeron desde Alemania mientras un proveedor local se encargó del rigging y el sistema de sonido L-Acoustics de 6 puntos, los cuales fueron especificados y diseñados por David.

Los tornos y espejos se montaron en el techo del espacio – utilizando los trusses y el rigging de las instalaciones de Frontón – con las Pointe ubicadas alrededor en tres lados. Se montaron 75 Pointe en las paredes en escaleras con 15 sobre tres trusses tipo tótem que estaban parados en el piso en el centro del espacio.

Esta configuración dinámica le permitió a Christopher mezclar y doblar la iluminación en varias diferentes direcciones.
Desde la perspectiva óptica, SKALAR tiene todo que ver con la relación entre los haces reales que vienen de las luminarias hacia los espejos y los haces 'secundarios' virtuales que se crean y rebotan entre los espejos y los muchos destinos en el recinto.

La variabilidad de la resonancia, la tonalidad, la textura y la calidad de los haces de luz, los ángulos de vista y las distancias afectan la percepción y por ende la reacción de todo mundo... así como la experiencia sensorial que resulta. Cada espejo fue controlado por tres tornos, permitiendo 7 metros de movimiento vertical además de paneo y tilt. Por ende, pueden moverse de manera muy uniforme sobre los ejes X, Y y Z, lo cual hace que su cinética sea tridimensional y fluida. Se controla el movimiento de los espejos a través de Art-Net por la plataforma de software KLC patentada de KINETIC LIGHTS y el sistema entero está conectado en una red.

Name:  Robe SKALAR MX Fronton Mexico ska010418490.jpg
Views: 145
Size:  103,5 KB

Cuando llegó el momento de escoger una fuente de luz para la instalación original en Berlín, Christopher quería algo brillante, preciso e intenso. También quería una luminaria dinámica con muchas opciones para modificar el haz, y aparte algo pequeño y exacto para la repetición de señales a través de las distancias. El frost y la función estroboscópica con la posibilidad de modificar los cuadros por segundo también están presentes en SKALAR y, de hecho, varias funciones de las Pointe se usan en la versión en loop del espectáculo y durante los conciertos en vivo.

Los haces de las Pointe perforaban la oscuridad, mientras los espejos se movían grácilmente, presentando diferentes formaciones, y de vez en cuando sacudidos por un punzante deslumbramiento y todo con el apoyo de la banda sonora rítmica y cautivante de Kanding Ray que tiene un efecto absorbente y calmante.

Las señales de datos DMX para las Pointe se convirtieron de Art-Net y fueron integradas a la computadora KLC especializada donde Christopher y sus magos de software programaron una serie de tratamientos de luz que emulan y estimulan las emociones – juguetón, alegre y con el corazón abierto en un extremo hasta oscuro, fragmentado y enojado en el otro. Estos fueron interpretados como señales en tiempo real durante la reproducción, utilizando teclas MIDI del sistema Ableton Live que tocaba el track maestro durante el espectáculo SKALAR en loop.

Una gran diferencia entre México y Berlín fue que la pieza tenía que ser totalmente independiente dentro del auditorio Frontón forrado de terciopelo del negro más oscuro... a diferencia de como estuvo en Kraftwerk donde la luz ambiental revelaba una vista infinita de arquitectura y detalles industriales sin pulir.

Esto hizo que en México el enfoque visual siempre estuviera en los haces de luz. El efecto fue que era incluso más envolvente y verdaderamente inmersivo; resultaba más fácil perderse a uno mismo y enfocar su energía en sentir esas emociones.

Los espectadores eran también completamente diferentes -- lo cual encantó a todo mundo. En México – además de los amantes del arte, estudiantes, aficionados de la cultura alternativa y los que simplemente sentían curiosidad – una parte notable de la demográfica fue familias, con niños pequeños asistiendo también en grandes grupos y con sus amigos, y reaccionaban de manera ¡muy diferente! "A menudo hacían más ruido, estaban animados, hablaban en ciertos momentos, incluso bailaban e interactuaban... En general parecían aceptar la experiencia completa más como una fiesta comunicativa en vez de como una obra de arte reflexiva", observó Christopher.

Christopher y David también presentaron siete espectáculos SKALAR especiales en vivo, en los cuales manipulan personalmente el sonido y los efectos visuales. Estas funciones son más intensas y usan el rango expandido de las ocho emociones y los tratamientos de iluminación y sonido asociados.
Y mientras los elementos experienciales de la obra eran diferentes para el público en la ciudad de México, también lo fueron los aspectos prácticos de la instalación.

Martin Kuhn, Héctor y Pepe Cuevas totalmente aceptaron las diferencias culturales que se tenían que negociar para montar una muy precisa instalación de arte a gran escala, originalmente diseñada para una antigua central eléctrica en Alemania y transferida a un espacio de caja negra en México.

Antes del show, todas las Pointe de Robe tuvieron cambio de lámpara para continuidad y para dar el mejor resultado, y la instalación técnica en el sitio se completó durante un periodo de dos semanas con un equipo de 10 de LED Project trabajando la iluminación.

Serpro Producciones de la ciudad de México instaló el sonido. El trabajar en una caja negra forrada de tela representó una enorme mejora sonora ¡comparado con la reverberación despreocupada de Kraftwerk!. Frontón México resultó ser un recinto ideal para una obra de esta magnitud. El edificio de Art Decó espectacular abrió sus puertas originalmente en 1929, pero quedó en desuso, abandonado, por muchos años hasta que una renovación total que se terminó en 2017 lo lanzó de nuevo a la vanguardia del escenario dinámico en la ciudad de México para eventos en vivo y musicales como un recinto multifuncional y centralmente ubicado.

SKALAR México fue un gran éxito y fue disfrutado por más de 40 mil personas. Se está hablando de presentarlo en otras partes de México, pero para los que lo quieren experimentar de nuevo en Europa, las siguientes fechas son en Ámsterdam del 10 de enero al 5 de febrero de 2020 en el Gashouder, un fabuloso sitio previamente industrial con un conjunto totalmente nuevo de parámetros técnicos y creativos.

Fotos: Louise Stickland